Dibujar Bien es el lado positivo de un infarto cerebral. Hoy en el cuarto aniversario de Dibujar Bien te voy a contar como un Ictus cambió mi vida, está posiblemente cambiando la tuya y la de muchos otros amantes del dibujo. Vamos a conocernos un poco más.

Sólo triunfa en quien se levanta y busca a las circunstancias y las crea si no las encuentra Clic para tuitear

Antes de Dibujar Bien

Antes de Dibujar Bien trabajaba como concept artist en una empresa de videojuegos, Tragnarion.

¿Cuándo viene el problema? Cuando por re-estructuración empresarial deciden no seguir creando videojuegos. Yo ya llevaba un año en funciones de artista 3D, ósea un año casi sin dibujar cuando me enteré de esta pésima noticia.

Tras fallidas negociaciones con el CEO, hablé con el dueño de la empresa, que se portó muy bien ayudándome a dejar la empresa para buscar nuevos horizontes, hasta ahí todo normal. La idea era irme a trabajar fuera, vivir lejos y aprender mucho y sobre todo dibujar, dibujar y dibujar.

Dibujar Bien es el lado positivo de un infarto cerebral

Teniendo ya fijada la fecha definitiva para irme del estudio recibí una llamada de mi madre, estaba muy alterada, me pidió que por favor fuese a su casa. Biel, su enamorado, estaba raro, algo serio le pasaba. No se podía mover, no podía hablar.

Le dije que enseguida iba, que estuviese tranquila que todo iba a salir bien. Me vestí lo más tranquilamente que pude, lo importante era llegar y ayudar, me monté en mi Saxo azul y conduje los diez minutos que me separaban de su casa.

En la verja me recibió Duc, un enorme mastín español color trigo. Entre en la casa y Biel, que se había prejubilado hacía poco más de un mes y que acababa de cumplir 60 años, estaba tendido boca arriba, con cara de miedo. Al poco llego la ambulancia.

Desde ahí todo lo que pudo salir mal, salió mal, la ambulancia fue a un hospital que no estaba preparado para atender este tipo de situaciones de emergencia, perdiendo un tiempo muy valioso, cuando corrigen el error y lo trasladan al hospital principal ya es tarde, está más grabe y no se puede aplicar ninguna medida, solo cabe esperar a ver si Biel puede salir adelante por sí mismo, cayó en coma durante unos días.

Con la rueda ya en marcha para salir del estudio todas las ideas de irme a trabajar fuera eran inconcebibles, no podía dejar a mi familia en ese estado. Además existían fuertes desavenencias entre los míos y parte de la familia de Biel.  ¿Tú tampoco hubiese dejado así a tu madre, verdad?

Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad Clic para tuitear

La reacción

Y ahí estaba yo, entre visitas al hospital, lágrimas y esperas con sabor a infinito. A punto de quedarme sin trabajo y sin posibilidad de echar atrás el proceso que yo mismo había provocado, en definitiva, sin margen de maniobra.

En este punto dejarse llevar sonaba demasiado bien, como dice la canción, echar la culpa al destino o quien fuese, pero con esa actitud no me ayudaba ni a mí ni a mi familia.

Tenía pocas opciones irme o quedarme, si me iba sería como mínimo a la península, lejos de Mallorca, si me quedaba no había trabajo para mí en ningún sitio, cero empresas de videojuegos que requiriesen un dibujante de mi perfil. Todo pintaba muy mal.

Pensarás con internet todo estaba arreglado, y sí, facilita las cosas pero como sabrás no existe el botón de clientes geniales, o de trabajo de tus sueños. Para agravar la situación una clausula, típica en el sector de los videojuegos, me impedía enseñar nada que hubiese desarrollado mientras estaba allí. Con lo que, no tenía portfolio que enseñar después de más de 7 años de trabajo.

No tenía cuenta de prácticamente ninguna red social, sin contactos, sin portfolio y con todo el panorama yo me sentía muy mal y muy perdido. Tenía que hacer algo para matar todos esos pájaros de un tiro.

Para cuando llegó el día de marcharme del estudio, un mes después del Ictus de Biel ya había llegado a una conclusión. Crearía una web para poder enseñar a dibujar y mostrarme como artista, fundaría MarcosRayaDelgado.com… si, esa fue la primera idea, después y tras darme cuenta de que no me conocía ni Perry, encontré el dominio que hoy aloja este post.
Con la ayuda y los consejos de mi buen amigo Edén Expósito empecé a estudiar WordPress, a aprender a editar vídeo, a saber qué era eso del SEO, cree las cuentas en las redes sociales de YouTube, Twitter, la página de Facebook, About.me, y mil cosas que ni recuerdo,etc. En este periodo de octubre de 2012 hasta febrero del 2013 construí la web y los tres primeros post para su debut.

Edén me ayudo a pulir el logo y creo la animación de cabecera de los vídeos, Thomas Fontin, uno de mis excompañeros del estudio, me compuso como regalo la música que escuchas de fondo y creo los sonidos para la entradilla. Y gracias a la ayuda desinteresada de muchos amigos, y desconocidos fundé DibujarBien.com. Aprovecho el momento para agradecer a todos los que de alguna manera me han ayudado y soportado en este duro periodo de mi vida personal y profesional. Empecé a publicar un tutorial gratis cada semana.

Nadie menos afortunado a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba. Clic para tuitear

Dibujar Bien es el lado positivo de un infarto cerebral

¿No querías caldo?, toma dos tazas

La racha de publicaciones semanales se rompió en Junio, cerca de cumplir mi primer cumpleaños desde que creé la web. Biel, tras casi diez meses de lucha y  ya bastante recuperado de primer Ictus, sufrió un derrame cerebral en el proceso de recuperación de una operación de rutina. Volvió a caer en coma y quedó muy neurológicamente muy dañado.

Eso nos dejó a todos muy hundidos ya que estaba yendo todo muy bien, era una remontada a la épica y justo al punto de salir victoriosos cayo otro golpe demoledor. Fue muy duro, días después llegué a publicar en mi cumpleaños un dibujo de Alistar y paré unos meses sin saber por dónde tirar, estudiando la manera de sacar el proyecto adelante y cuidando de los míos.

Meses más tarde, en noviembre, volví con un nuevo dibujo y un cuento que me ha ayudado en muchas ocasiones a levantarme y seguir. A comienzos del siguiente año crearía el Desafío 52.

No podemos elegir las cosas que nos pasan en la vida, pero si cómo reaccionar ante ellas. Marcos Raya Clic para tuitear

La cultura debe ser libre, pero hay que llegar a fin de mes

El paro se me iba agotando y no conseguía dar con la tecla que asegurase la supervivencia de la web. Llamé a muchas puertas, buscando mecenas y organizando Patreons, para que todo el trabajo que hacía día a día, fuese rentable de alguna manera pero todo el esfuerzo era en vano.

El Desafío 52 fue una excusa genial para además de motivarte a crear poder dibujar yo también, ya que con la gestión de la web no tenía tiempo, ¿Qué es un dibujante que no dibuja? Una persona un poco triste, así que no pares de dibujar.

¿Cómo ha quedado la historia de Biel?

Hoy vive postrado en una silla de ruedas, ya que perdió la posibilidad de moverse por su propia cuenta y sigue sin hablar. Sus hijos consiguieron su custodia en los juzgados y desde entonces no hemos podido volver a verle.

Me gusta pensar que Dibujar Bien en una cosa buena que ha nacido de la más oscura de las situaciones en muchos años de mi vida, y pese a que haya sido algo relativamente impuesto de alguna manera le tengo un cariño especial, ya que me permite poder llegar hasta ti. Me gusta pensar que Dibujar Bien es el lado positivo de un infarto cerebral, que de lo malo puedes hacer algo bueno.

Sigo aprendiendo maneras de mejorar esta web, hacer que tu experiencia en ella sea algo nutritivo, que aprendas no solo a dibujar, si no a soportar el peso que es medirse con uno mismo cada vez que coges el lápiz, a que no te rindas, a que sepas que pese a que es difícil trabajar de lo que a uno le gusta, se puede hacer.

Usa la creatividad para encontrar una salida frente a las adversidades que puedas vivir. Marcos Raya Clic para tuitear

 

¿Cómo puedes ayudar tú?

Lo más sencillo es hablando bien de mi proyecto y de mi en tus redes sociales, viendo mis vídeos y comentando en los posts de la web. Si compras mis recomendaciones de libros y materiales, o lo que tú quieras, usando mis enlaces de Amazon también colaboras, ya que ellos me dan un pequeño porcentaje de cada venta. Si te gustan y compras mis camisetas también ayudas y cómo no formándote con mis tutoriales y vídeos Premium.

Contratándome o hablando de mi trabajo a gente que pueda y necesite hacerlo.

Y lo más importante no dejándote vencer jamás. Pueden tumbarte, pero quedarte en el suelo es una opción tuya, levántate y ve a por todas.

Te toca…

Te he dejado ver parte de mí, de mi historia, para que entiendas mejor mi proyecto, por qué lo hago, mis motivaciones, mis miedos y frustraciones. Me gustaría conocerte un poco y saber de ti ¿qué maneras has encontrado de sobreponerte a la adversidad que nos puedan motivar? ¿Te ha ayudado de alguna manera Dibujar Bien?

¡Visita mi tienda de camisetas con diseños exclusivos de Dibujar Bien!

Comparte este post con tus amigos en tus redes sociales, haz de este sitio web algo grande.

PRÓXIMO DESAFÍO 52: Siete poses dinámicas.

¡Estoy dibujando casi cada día en Instagram, sígueme, no te los pierdas!

¡GRACIAS POR DIBUJAR BIEN!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies